Forma-ovulo

Guía para parejas lesbianas

En este texto puntual, vamos a centrarnos exclusivamente en algunas opciones que brindamos en nuestra clínicas de fertilidad para aquellas mujeres que quieren dar el gran paso de convertirse en mamás.

.

Gracias al matrimonio igualitario celebrado en nuestro país en el año 2010, muchísimas parejas han podido oficializar su vínculo amoroso ante la ley.

A partir de ahí en más, además contar con las transparencias en lo que respecta a sus beneficios y derechos sociales como pareja, también muchas personas se encontraron por primera vez en su vida, con la posibilidad de tener hijos, o mejor dicho: con la habilitación legal para contar con la patria potestad de un hijo y compartirlo con la persona amada.

Ahora, sabiendo de antemano, la dificultad biológica que atraviesa una pareja del mismo sexo para lograr un embarazo, es que también se conocen las opciones más recurrentes.

Entre ellas se destacan: la adopción y la fertilidad asistida. 

En este texto puntual, vamos a centrarnos exclusivamente en algunas opciones que brindamos en nuestra clínicas de fertilidad para aquellas mujeres que quieren dar el gran paso de convertirse en mamás.

 

ICSI: Una técnica con alto grado de efectividad

Se trata de una de las técnicas más efectivas para estos casos, su nombre es ICSI y viene por sus siglas en inglés referidas a  la inyección intracitoplasmática de espermatozoides. 

A través de esta técnica de reproducción asistida, se realiza la inyección de un sólo espermatozoide dentro de cada óvulo, atravesando la membrana del mismo con una micropipeta. ¿En criollo? Es la fecundación de un embrión en laboratorio que luego es llevado al cuerpo de la persona gestante para que desarrolle el embarazo. 

Ahora, si son dos mujeres las que desean ser madres y solo una de ellas puede llevar los 9 meses de embarazo hay una pregunta que trepa a la cabeza: ¿Cómo participan ambas del tratamiento si solo una de ellas lo lleva en su panza?

Acá es justamente donde el método ROPA toma fuerza, ya que lo que ofrece esta técnica mixta de reproducción asistida, es utilizar los óvulos de una de una mujer para fecundar un embrión mediante el ICSI y luego inyectárselo en el útero de su pareja, quien será finalmente, quien llevará al bebé en su panza.  

Lo que acabamos de describir no es otra cosa que la “recepción de óvulos de la pareja” (ROPA) y se trata de una alternativa válida para que ambas mujeres puedan sentirse igual de involucradas y el bebé finalmente, provenga biológicamente de las dos.

 

Inseminación artificial

Otro de los tratamientos es la inseminación intrauterina con semen de banco, o más bien conocida como inseminación artificial.

Este es un tratamiento de baja complejidad, por lo cual su costo es menor ya que implica un menor trabajo de laboratorios y médicos. 

¿Y en qué consiste? En la colocación de semen dentro de la cavidad uterina de la mujer para lograr el embarazo.

Para esta opción, también son importantes los estudios previos de fertilidad que permiten conocer -y evaluar - cuál de las dos mujeres es más saludable y/o está más apta médicamente para llevar el embarazo.


Donante de semen

Vale aclarar que para cualquiera de las siguientes opciones, se necesita de un banco de semen para la obtención del esperma. El cuál es 100% anónimo y es “seleccionado”, siguiendo siempre las recomendaciones de los especialistas de las clínicas de fertilidad.

Es decir, no se trata de un menú a la carta, y no se puede elegir quien será el donante por cuestiones afectivas ni muchísimo menos estéticas. 


Conclusión

Si bien la elección del tratamiento es personal o en todo caso, se debate dentro de la pareja, también es necesario saber que la cobertura de una prepaga u obra social puede incidir en la decisión. 

Por eso es importante contar con el debido apoyo y asesoramiento de los profesionales de las clínicas de fertilidad, quienes además de acompañar en la elección de un tratamiento, también suelen estar presentes para guiar en los trámites con las obras sociales. 

Si tenés dudas, o conocés a una pareja amiga que tiene el deseo de tener hijos pero no sabe cómo comenzar, lo recomendable es siempre solicitar una primera cita con especialistas,  para que inicien juntos, el camino hacia una nueva vida. 


Fuente: www.cigor.com.ar
Compartir esta nota: