Forma-ovulo

Reproducción Asistida
Alta Complejidad

Son procedimientos que se realizan en el laboratorio de embriología para asistir la unión de las gametas femeninas (ovocitos) y masculinas (espermatozoides) fuera del cuerpo de la mujer. Es necesario estimular con hormonas los ovarios para la producción de ovocitos. Los embriones se forman in vitro y luego se transfieren al útero de la paciente.

La administración de hormonas (gonadotrofinas) tiene como objetivo incrementar el número de ovocitos maduros. La respuesta de los ovarios se controla mediante ecografías transvaginales (visualizan los folículos que contienen ovocitos) y extracciones de sangre para medir estradiol (hormona que producen los folículos cuando maduran). Cuando los folículos alcanzan el tamaño adecuado se programa la aspiración folicular.
Se realiza en quirófano con anestesia a través de una punción ovárica bajo control ecográfico. Los folículos se visualizan por ecografía, se punzan y se extraen los ovocitos que se entregan al laboratorio de embriología.

Durante esta etapa, el hombre entrega una muestra de semen al laboratorio de embriología para su procesamiento y luego se realiza la selección de espermatozoides con mejor potencial reproductivo.
También se puede practicar con espermatozoides de biopsia testicular o una muestra de semen de banco.

Consiste en la incubación de los ovocitos con los espermatozoides en un medio de cultivo especial para lograr la fertilización.

Es una técnica de micromanipulación muy utilizada que introduce un solo espermatozoide dentro de cada ovocito, atravesando la membrana del mismo con una micropipeta.


Los ovocitos fecundados se cultivan in vitro en condiciones especiales hasta que se desarrollan en blastocistos al día 5-6 de cultivo. Aquellos que tengan mejor calidad serán transferidos, y si sobran embriones viables y de calidad suficiente se criopreservan para poder utilizarlos en una transferencia posterior.

Es un proceso muy sencillo, sin anestesia, que se realiza en la sala de monitoreo entre el día 2 y 6 después de la aspiración. Los embriones son colocados dentro de un catéter flexible y se depositan en la cavidad uterina vía vaginal. Luego del procedimiento la paciente es dada de alta.

Utilizamos una técnica para congelar los embriones que se llama vitrificación. Este proceso evita la formación de hielo y, por tanto, el daño al embrión. Mientras están congelados los embriones conservan intacto su potencial hasta que sean transferidos.
¿Tenés dudas o consultas? Contactanos